0
Tu carrito está vacío!

Primer año. ¿Gran festejo o reunión íntima?

Se acerca la fecha del primer año de tu bebé, que para coronar la presión es el primer bebé de la familia y no sabés qué hacer. Pensando en tu hijo preferirías algo más tranquilo pero la familia espera el gran festejo. ¿Qué hacer?

La primera pregunta que nos podemos hacer es ¿Qué necesita nuestro hijo? ¿Es un niño que disfruta de los encuentros multitudinarios con abuelos, tíos, primos? ¿Está acostumbrado? ¿Cómo suele comportarse en ese tipo de encuentros?
La segunda pregunta podría ser ¿Qué queremos nosotros como padres para nuestro hijo? Somos los que los conocemos, somos quienes entendemos sus comportamientos y rutinas, por lo cual somos los que podemos elegir cuál es la mejor opción. Vos mejor que nadie conocés a tu hijo y en base a ello sabrás qué camino tomar.

Una vez respondidas ambas preguntas hay varias opciones de tipo de festejo que dependen del presupuesto, el espacio y la longitud de la lista de invitados.

La calidez del hogar

Si por las características de tu bebé y por la necesidad de preservar la intimidad de la familia elegís un encuentro en tu casa seguramente invitarás a las personas más cercanas y eso será estrictamente lineal con la cantidad de personas que efectivamente entran en tu living o comedor.

En estos casos es recomendable destinar un espacio para la torta y los souvenirs si los hubiera y otro para los regalos. Es recomendable organizar el timing del encuentro en relación con la comida que elegiste ofrecer. Lo ideal es un  menú que no te complique a la hora de servir porque es altamente probable que pases todo el encuentro yendo y viniendo de la cocina. Si el menú es más complejo será importantísimo contar con la ayuda de alguien de la familia. Pedí ayuda.

Un lugar cómodo

Hay opciones de salones pequeños o bien restaurantes que tienen espacios que pueden disponer de modo privado para este tipo de encuentros. Esta opción incluye a los mozos y la limpieza post evento queda en manos del lugar. Podés cerrar un acuerdo con opciones de menú ya sea para brunch, almuerzo, merienda o cena. Acordate siempre de solicitar variantes para vegetarianos o celíacos si hubiera alguno en tu lista de invitados.

Un salón

En esta opción seguramente el lugar te ofrece un profesional de organización de eventos que te brindará una abanico de oportunidades para elegir. En general tienen un listado con propuestas que se van poniendo más sofisticadas a medida que se agranda el presupuesto. Si escogiste esta opción la recomendación es relajate y dejá en manos de la organizadora todos los detalles para que la fiesta sea inolvidable.

No necesariamente hacerlo en tu casa implica que sea un evento de menor presupuesto, el nivel de sofisticación irá acompañado de las decisiones que tomes respecto de los siguientes puntos:

Horario

El timing debería acompañar las rutinas del bebé. De ese modo evitamos que la torta se corte justo en el momento de la siesta y que el niño no esté para la foto. Y el menú deberá ser acorde al horario de encuentro.

Invitación

Elegir el motivo a veces no es fácil ya que son tantas las opciones que podemos terminar mareados. Lo bueno de esta época es que podemos mandar la invitación por Whatsapp. ¡La vida digital tiene sus ventajas! Inclusive en tiendas online se pueden comprar los kits para imprimir invitaciones y personalizarlas con el nombre de tu hijo y la fecha de su cumpleaños.

Ambientación

Esto incluye tanto la decoración como la definición de espacios. Dónde se sentarán los invitados, dónde dejarán sus abrigos o carteras, dónde se cortará la torta y dónde pondrán los regalos. Con voluntad y creatividad podés poner manos a la obra e inspirarte en las redes donde podés encontrar infinidad de opciones para decoración de fiestas infantiles para todos los presupuestos. Abundan las ideas lindas y económicas.

Fotos

Podés crear un grupo en Facebook para que todos los invitados suban las imágenes que tomaron el día del cumple. Es una buena manera de completar un hermoso álbum de recuerdos y de complementar el servicio de fotografía si lo hubiere.

Finalmente lo más importante es planificar el evento y relajarse para disfrutar. El primer cumple de tu hijo es un momento para celebrar su existencia y agradecer infinitamente la posibilidad de tenerlo. Pensar los detalles, darte tiempo para la organización y estar con la cabeza en el disfrute pondrá en sintonía ese día con el amor que le brindás a tu bebé y que elegís compartir con su entorno.